curiosidades a christmas carol

La Navidad tiene sus ritos y, seamos sinceros, las fiestas no serían tales ni estarían completas sin el avaro y egoísta Ebenezer Scrooge siendo visitado por los Espíritus de la Navidades –pasadas, presente y futuras– que le acaban cambiando la vida. A Christmas Carol”, el Cuento de Navidad de Charles Dickens, trascendió a su tiempo, convirtiéndose en un clásico de la literatura mundial tan imprescindible como el turrón en estas fiestas tan entrañables.

Estrenada anualmente en teatros de todas las ciudades del mundo, ciento y veces adaptada por el cine y la televisión, en Face2Face nos sentimos orgullos de llevar más de una década representando “A Christmas Carol” en Madrid. También en 2019, en el gran Teatro Reina Victoria, desde nuestra particular visión cómica, pero sin abandonar la magia que imprimió Dickens a este cuento que, dicen, cambió la forma de sentir y celebrar la Navidad. Sí, sí, literal. ¿No lo sabías?

1.- La Navidad es blanca porque así la describió Dickens

Hasta en nuestro cartel promocional de “A Christmas Carol” la nieve es la protagonista. Todos imaginamos la Navidad como blanca, pero no era así antes de 1843, cuando se publicó “Cuento de Navidad”. A finales de diciembre nunca nieva en medio mundo porque es verano y en el otro medio, pese a ser invierno, la nieve no pasa de ser un sueño, a no ser muy al norte de Europa.

Fue Charles Dickens el que “pintó” de blanco la Navidad describiendo siempre nevados los escenarios de sus cuentos navideños –pese a que en Reino Unido tampoco suela nevar en estas fechas–. La infancia del escritor transcurrió durante la década más fría que vivió Reino Unido en el siglo XIX, con nieve, el Támesis helado… Una experiencia que Dickens idealizó y trasladó a sus cuentos. Los ilustradores hicieron el resto y desde “A Christmas Carol”, la Navidad se fue tornando blanca en todo el mundo.

2.- El pavo y la cena de Navidad

Hasta mediados del siglo XIX, la fiesta navideña por antonomasia en Reino Unido era el 26 de diciembre, el “Boxing Day”, una celebración en la que los ricos entregaban regalos a sus sirvientes por haberles atendido en el banquete del día de Navidad. Solo los más pudientes celebraban esta fiesta, que además, tenía muy mala fama por considerarse un tanto “papista” en un país, recordemos, anglicano.

a christmas carol teatro en ingles face 2 face 2019
a christmas carol teatro en ingles face 2 face 2019
a christmas carol teatro en ingles face 2 face 2019

Pero la acción de “A Christmas Carol” transcurre la noche de Nochebuena y, en Navidad, cuando Scrooge se transforma, manda a un niño comprar y llevar un pavo a la casa de su secretario para celebrar un gran banquete de Navidad. Lo normal hubiera sido un ganso, que era lo típico entonces en las casas de renombre, pero Dickens lo sustituyó por un pavo. Así se cambió el menú y se extendió la costumbre de reunirse en torno a un banquete como símbolo de amor y alegría de dar y de compartir.

3.- Happy Christmas o Merry Christmas, otra moda que impuso Dickens

En inglés decimos “Happy Birthday”, “Happy New Year”, “Happy Holidays”… Cuando decimos “Feliz Navidad”, ¿por qué se dice entonces “Merry Christmas”? A Dickens le gustaba mucho un villancico: “God Rest You Merry, Gentlemen”. Merry” no significa únicamente “feliz”. Se asocia, más que a un deseo, a un sentimiento de alegría, de prosperidad, de hermanamiento y buena voluntad.

Merry Christmas” aparece 21 veces en “A Christmas Carol, incluso se hace una referencia al villancico citado, pero de esta forma “God bless yoy, merry gentleman!”, cambiando la coma de sitio. Hoy “Merry Christmas”, la expresión favorita de Dickens, es la felicitación habitual y más usada en inglés.

Dicen que cuando Charles Dickens murió en 1870, una niña hizo una pregunta que demostró qué fuertemente había arraigado el cuento navideño en el corazón de las personas: “Mr. Dickens dead? Then will Father Christmas die, too?” (¿Ha muerto el señor Dickens? ¿Entonces morirá Papá Noel también?)”.

En la Inglaterra victoriana, en un momento en que la penuria era lo habitual en la mayoría de los hogares, “A Christmas Carol” fue el mensaje que se necesitaba para recordar que la Navidad no depende de la riqueza de personajes como Ebenezer Scrooge, sino del buen corazón del pueblo, representado en la familia de su dependiente empobrecido, a causa de su avaricia.